Saltar al contenido
900 833 020Contacto Online
Visítanos en Facebook Visítanos en LinkedIn Visítanos en Twitter Visítanos en Instagram
Durán y Durán Abogados

Impuesto de Sociedades

Expertos en Impuesto de Sociedades
consulta ahora sin compromiso

CONTACTAR ONLINE

Durán & Durán Abogados

Impuesto de Sociedades

El Impuesto de Sociedades está regulado a través del Real Decreto Legislativo 4/2004 de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, siendo exigido en todo el territorio nacional y existiendo ciertas particularidades en las Comunidades Autónomas de Navarra, País Vasco, Canarias, Ceuta y Melilla.

Estamos ante el tributo más importante de la fiscalidad empresarial, siendo un impuesto directo, personal, periódico y proporcional que grava la renta de las entidades con personalidad jurídica, y que debe calcularse a partir del resultado contable obtenido por la empresa, es decir, sobre la diferencia entre los ingresos y los gastos.

Abogados Impuesto de Sociedades

Tratamiento del impuesto de sociedades

El obligado tributario es la empresa, debiendo hacer especial distinción entre el tratamiento que tendrá este impuesto en una empresa residente y no residente

  • Sociedades residentes:

    Las sociedades residentes son aquellas que están constituidas conforme a la legislación española, o bien han fijado su domicilio social (domicilio fiscal) en el territorio nacional o bien han establecido la sede de dirección efectiva en territorio español, estando, por tanto, obligadas a presentar el Impuesto de Sociedades en España.

    Del mismo modo, también están sujetas al Impuesto de Sociedades aquellas empresas residentes que obtienen beneficios en el extranjero.

  • Sociedades no residentes:

    Por el contrario, las sociedades no residentes que obtienen beneficios en territorio español no están sujetas a este impuesto, sino que deberán tributar a través del Impuesto de la Renta de No Residentes (IRNR).

Periodo impositivo

El periodo impositivo del impuesto coincide con el ejercicio económico de la entidad, naciendo la obligación tributaria el último día del periodo impositivo.

Deberá presentarse la declaración anual en los 25 días siguientes a los seis meses posteriores de la finalización del periodo impositivo y realizar el pago del mismo en tres cuotas fraccionadas, en los meses de abril, octubre y diciembre.

Contacta con un abogado

En Durán y Durán Abogados estamos continuamente a tu lado. Habilitamos la posibilidad de contratar nuestros servicios sin que te muevas de tu casa. Somos tus abogados de cabecera.







Nuestras sedes

Nuestras oficinas, repartidas por el territorio nacional, le darán el soporte y la confianza necesaria para afrontar cualquier caso.


Síguenos en Facebook